Propiedad intelectual

Descripción general de la Propiedad intelectual y patentes de Cardinal

El desarrollo y la evolución de nuestras patentes y de nuestra propiedad intelectual comenzó en 1998 y continúa en la actualidad.  Estas patentes reflejan nuestra arraigada perspectiva sobre cómo las industrias de pago, información y autenticación tienen la capacidad de evolucionar y abordar nuevos canales de distribución y comunicación de una forma confiable, segura, eficiente y/o mejor. Creemos que nuestra tecnología (y por lo tanto nuestra PI) es inherentemente más confiable, más segura, eficiente y mejor en el procesamiento de transacciones, en la habilitación de marcas y métodos de pago, y en la protección y manejo de información. Hemos obtenido patentes en Estados Unidos y en varias jurisdicciones extranjeras, incluido un método de procesamiento de software y negocios patentado por la Oficina Japonesa de Patentes.

A continuación se identifican algunos ejemplos de aplicaciones en uso actualmente y posibles aplicaciones de la cartera de patentes de Cardinal.

In-use and potential applications of Cardinal patents

Estrategia de patentes de Cardinal

Nos hemos enfocado en desarrollar nuestras principales patentes básicas, cuando corresponde, en “familias de patentes” vinculadas entre sí que proporcionan protección de la PI en todas las regiones geográficas y aplicaciones; creando una PI entrelazada e independiente que abarca todo el universo de las finanzas, los pagos y la información. 

Nuestra estrategia y enfoque (que con frecuencia se implementan utilizando una arquitectura centralizada) se desarrollaron, en principio, para proteger nuestra propiedad intelectual, pero quizás aún más importante, para dar comodidad a nuestros clientes, socios, distribuidores y representantes de ventas.  Nuestra tecnología está protegida con patentes, secretos comerciales, acuerdos de confidencialidad y otros medios necesarios para ayudar a garantizar que la utilización de los sistemas de Cardinal pueda ser un refugio seguro para la propiedad intelectual. Muchos de nuestros clientes han comentado que agradecen nuestra capacidad de PI y tecnología esencialmente para “preparar sus negocios para el futuro.”

Como parte de nuestro continuo compromiso con nuestros clientes y socios estratégicos para proteger sus intereses y operaciones, trabajamos de manera continua con un grupo de asesores profesionales que incluyen bufetes de abogados (incluidos Jones Day y Fay Sharpe) y especialistas en PI de terceros, para proteger, defender y ampliar nuestra cartera de PI.